<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9127958\x26blogName\x3dim%C3%A1genes+sin+resolver\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/\x26vt\x3d-9098713973783218525', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
5 comments | martes, mayo 30, 2006

APRA


Desde Haya de la Torre y la Reforma Universitaria, el APRA siempre mantuvo y generó problemas consolidando una fuerte hegemonía, un circuito cerrado alrededor de una élite provocadora que devino densa, intolerante y sectaria, afectando en la práctica los principios de agrupación y colectividad conquistados y configurados en la época (1). La hegemonía del APRA y de Patria Roja contribuyó a empobrecer la vida académica en las universidades.

Desde su fundación, inventada para dar forma a una revolución popular inmediata como grupo y horizonte antioligárquico, el APRA se ha convertido en tradición. El objeto de su visión y misión es posteriormente debilitado y destruido por la dictadura y las reformas de Velasco Alvarado. Deviene en demagogia y corrupción. El único horizonte que perfila en la actualidad Alan García es el de la retórica (2).

Hoy, estamos frente a una ideología y un grupo que no ha sufrido transformaciones ni ha sido reinventada con el tiempo.
Vacío de contenido, el partido y su líder se comercializan canalizados por los medios de comunicación y presentados como espectáculo. La tradición (3) se convierte en folklore. La práctica y su discurso político en kitsch.

Sus mítines reunieron lo más variado de la “cultura popular”. Todo reducido a la identidad de “pueblo”con la que surge en un principio el APRA.
Hoy un discurso innecesario. Decir APRA no es más una forma de decir pueblo. No hay espacio para las polaridades. El horizonte es complejo. Su identidad agotada.

En el último proceso electoral el APRA se aproximó a los jóvenes reduciéndolos al lenguaje del reguetón. Esta simplificación del lenguaje reduce a la juventud a una categoría ciudadana de residuo, restándole complejidad a la realidad y argumentos (creativos) a los propios jóvenes. Excretándolos, han hecho del espectáculo un código. Y han sido aceptados. Ciudadanos de categoría residual.

El sectarismo obligó en algún momento que jóvenes salidos de la universidad tuvieran que obtener el bendito carné aprista para postular a un puesto de trabajo o realizar alguna práctica en el municipio de la ciudad. Los programas juveniles fueron entregados a la Juventud Aprista al interior de la municipalidad y el resto de programas venidos de grupos de jóvenes universitarios y exteriores al partido -apelando a la pretendida democracia que vindican- fueron excluidos (4). La mayor forma de exclusión, racismo y corrupción es aquella que proviene de la idea de partidismo, un fundamento diferente a la práctica partidaria e ideal (5). Para muchos de sus dirigentes, el partido no es una entidad sin fines de lucro, sino de lucro sin fin. Violencia y corrupción. La tragedia del Perú es que el APRA no ha completado su conversión a la honradez y la tolerancia (6).


Las tradiciones llevan incorporadas poder. Han sido inventadas para legitimar un dominio. El ritual y la repetición son las características esenciales de cualquier tradición. Las tradiciones no son una cualidad del comportamiento individual. La tradición es una práctica colectiva que se cumple sin interrogantes. En el cumplimiento de una práctica política tradicional no hay que hacer preguntas ni comentarios sobre otras posibles alternativas. El dogma es su principio.

Las tradiciones y costumbres dan forma y continuidad a nuestra vida. Los rituales y la repetición tienen un fuerte e importante papel social en la vida de los individuos y las colectividades. Enraizada la tradición, es más difícil vivir de una manera mas abierta, crítica y reflexiva. El repliegue de la tradición trae consigo y de vuelta el valor de la libertad y la autonomía de la que carece gran parte de la población y el electorado aprista (6). La libertad y la autonomía exigirían tomar verdaderas y responsables decisiones en la vida política y cotidiana. El derrumbe de la tradición posibilita un contexto de mayor libertad de acción y verdaderas posibilidades de cambio y desarrollo. No somos libres solo por elegir. Dejamos de ser libres cuando elegimos pero reconocemos y reforzamos con esto nuestra autonomía para tomar decisiones a la hora de actuar.


El pasado estructura el presente a través de la tradición y las costumbres.
El APRA no solo rodeó al Estado sino que penetró fuertemente en las familias, el trabajo, el barrio y las universidades. No constituye -en la actualidad- un medio de trascendencia personal, ética y moral. Ya no consolida progreso. Las creencias y los sentimientos individuales son compartidos e instituidos intergeneracionalmente.

Muchas de las tradiciones y costumbres (7) conservadas por la sociedad trujillana, son practicadas por una élite conservadora que revalora con esto su poder social. Que necesita afirmarse, confirmar y legitimar su posición en una sociedad donde las diferencias sociales confluyen en un mismo espacio (social y de entretenimiento). Donde surgen las posibilidades de acceso y escala imaginarios. Nos encontramos en una ciudad donde estúpidamente existen categorías del tipo VIP para consolidar esa soñada diferencia. Para mirar al otro por encima de su cabeza y garantizar con esto una posición y dominio. Un falso estatus y una vieja y colonizadora diferencia.
No se trata de otra cuestión: poder.
Y la identidad del yo en sociedad post o neocolonial se sustenta con la estabilidad de las posiciones y el juego social. Yo por encima de ti.

El poder y dominio de la tradición pseudocristiana y militar en la educación y las escuelas implican el atraso, el retroceso. Involucra dinámicas represivas que dificultan e imposibilitan la voluntad y desvirtualizan la práctica humana. La convivencia.
Una educación que atenta contra la voluntad y el organismo jamás consolida un ejercicio libre, autónomo y vital. Conforma individuos desorientados e indeterminados, con escasa voluntad. Sujetos de poder.
La base de nuestra identidad y percepción del yo cambiaría con el derrumbe de la tradición que se convierte en artificio.

¿Qué significado tiene el ser aprista?

Imagino (y se trata solo de mi percepción), que configura un sostén y un relato esperanzador. Configura la seguridad de un dominio y una “hermandad” solidaria. Una experiencia temporal donde compartimos la voluntad y el poder –perpetrado en sociedad- de ser en comunidad. Del mismo modo configura el partidismo antes referido. Opciones de control y poder.
La naturaleza del voto aprista tiene su origen en la tradición. Sus mecanismos han sido estructurados por la costumbre que trae ritual y repetición.
Todos esperan mejorar su propio (micro) cosmos.

Somos historia contada por otra historia. Las tradiciones y costumbres inventadas son artificiales. Son utilizadas solo para ejercer poder.
Nos queda, sino, renovar nuestra identidad. Deconstruir las viejas costumbres y tradiciones. Las historias contadas. Y construir una nueva historia de lo que somos. Porque nuestra identidad está en el futuro.
(1) El movimiento universitario en el Perú surge en la lucha por la Reforma Universitaria bajo la inspiración del Manifiesto de Córdova. En 1919 se toman por primera vez algunos locales y aparecen las huelgas en la Universidad Mayor de San Marcos. En 1920 la ley 4004 reconoce las principales demandas estudiantiles y se crea la Federación de Estudiantes del Perú, liderada por Víctor Raúl Haya de la Torre. La universidad se convierte en foco de agitación política e intelectual, con visiones claramente enfrentadas entre estudiantes progresistas y profesores civilistas. Vendrían luego los problemas entre los estudiantes luego de que el APRA toma mayor fuerza (gobierno de Bustamante y Rivero) en los sindicatos de trabajadores y en las federaciones estudiantiles (escolares y universitarias). El APRA nombra autoridades de la misma filiación, impidiendo la participación de jóvenes de otras agrupaciones políticas. Surgen los problemas antes mencionados. (Fuente: La juventud como trampolín: los movimientos universitarios. Sandro Venturo. Contrajuventud. Ensayos sobre juventud y participación política.) Recomendable.
(2) Sandro Venturo.
(3) Sigo en adelante la línea utilizada por Anthony Giddens para reflexionar sobre la tradición.
(4) Como me contaron los chicos del Consejo de Participación Juvenil, representates de la Conaju en la región en una reunión a la que asistí. Sus proyectos no pudieron ser desarrollados debido al favoritismo por la Juventud Aprista.
(5) Entiéndase por partidismo aquella forma de beneficio entre “compañeros”, más allá de la calidad personal y los atributos para ocupar un cargo estatal. Se favorece a los amigos y miembros de la misma agrupación. Una figura dictatorial en lo correcto.
Por otro lado, el ideal partidario tiene una figura totalmente democrática, donde el gobierno no es el estado y se trabaja con los mejores, más allá del credo y la agrupación política. Se convocan para los cargos públicos, a los mejores.
Partidismo e ideal partidario son argumentos que agradezco en su claridad a mi amigo José Manuel Valderrama.
(6) Víctor Hurtado, periodista.
(7) Festivales de la marinera, Festivales de la Primavera, actividades culturales diversas, cócteles y protocolos.

7 comments | sábado, mayo 27, 2006


Las consecuencias de un lenguaje irresponsable: El pueblo ha expresado su rechazo democraticamente.

3 comments | miércoles, mayo 24, 2006

El jueves 24 de mayo se llevará a cabo el conversatorio sobre “Nuevos Paradigmas del Conocimiento” en la orientación del pensamiento filosófico y la práctica psicoterapéutica organizado por el círculo de estudios Pliegue. El panel estará conformado por tres miembros de Pliegue (José Manuel Valderrama, Charo Gamarra y Jorge Ayala) y por Lorena Villanueva, psicoterapeuta con formación en Psicoterapia Centrada en las Soluciones de la Universidad de Málaga en España (la misma de Mark Beyebach y Alberto Rodríguez Morejón), pionera en la formación de este tipo de terapias psicológicas posmodernas y de vanguardia. Se abordará además una revisión de los aspectos teóricos y los alcances terapéuticos de la Terapia Narrativa, la Terapia Estratégica y el constructivismo radical y el constructivismo relacional como bases epistemológicas de los enfoques posmodernos.

El conversatorio se realizará a las 5:30 pm. en la Universidad César Vallejo, aula 41 del edificio de Postgrado. El ingreso es libre (por la Av. Larco) y aquellos que deseen certificación por horas académicas de capacitación, podrán solicitarlo en la facultad.

4 comments | martes, mayo 23, 2006


No existe la “guerra sucia”. Ni los acusados de cometer guerra sucia. Tal, es una falacia que intenta esconder siempre un desorden mayor. Responde al desinterés y la incapacidad de los “enemigos” para cumplir con las reglas y deberes de una contienda política. Una guerra ética y moral.
Así tampoco existe una “guerra limpia”. Toda guerra es una guerra. Y por naturaleza canalla. Hay un grueso error de concepto cuando se intenta descalificar los mecanismos enemigos con el argumento de la guerra sucia. Hay un pacto ético y una ley de procesos electorales que respetar. Es lamentable que una contienda electoral se convierta en una lucha de bandos (o de bandas) interesados únicamente en llegar al poder preocupados por sus intereses. Conceptos de poder que se diferencian del poder-hacer y el poder-creativo. La ley de la guerra es el poder dominar.

Su figura es vencer. El fondo es el daño y la violencia procurada al otro. La victoria del poder y sus intereses.
Ninguna guerra trae consigo justicia ni se impone a los límites de la verdad.
Su dinámica involucra no aceptar ninguna regla. La incomprensión y la ignorancia para llevar a cabo el diálogo. La violencia y la incapacidad de reconocer al otro como otro humano. De respetar sus derechos. Y de cumplir cada cual con su deber en el proceso. Preocuparse cada quien por sus “ideales” y defenderlos sin ánimo y necesidad de recurrir a los defectos del otro y la agresión. Generar y configurar un hecho únicamente desde su propia perspectiva. Si no cumples con tus deberes no tienes derechos. Responsabilidad y humanismo.

Todo lo que aparece detrás es, en su función esclarecedora, tarea del ciudadano inteligente, preparado y educado para conseguir información y analizarla. Procesar la historia y definir sucesos. Es además función del periodismo y los medios de comunicación hoy convertidos en espectáculo y sensacionalismo popular y mediocre. Su tarea es informar y la nuestra su proceso: el análisis y su conclusión. La (re)lectura.

En un juego de bucle constante, los atacantes se presentan como víctimas y las víctimas pasan a ser posteriormente victimarios. Una disociación enferma. Esquizofrenia política y feedback tanático.

Somos incapaces de aceptar la ruina. Evidencia de una representación incapaz de concertar y conciliar y moderar una contienda. Representantes de un pueblo polarizado y (in)diferenciado. Incapaz de asumir un proyecto, la reconciliación es patrimonio de nadie.
Y es imprescindible la emergencia de proyectos y descripciones que unan y no que separen. Coordinar la acción conjunta.

Si he de elegir alguno, ya elegí a los dos.

4 comments | domingo, mayo 21, 2006



El conocimiento exacto de las cosas está en un primer momento lleno de incertidumbres.
Toña la Negra le canta a los que esperan. A los que esperan el amor o que pase, que a veces es lo mismo. Y a los que esperan por ella. Y yo esperé demasiado.

Era una de las favoritas del abuelo. La casa del abuelo estuvo llena de vinilos. Vinilos que en la ingenuidad de mis primos se convirtieron en freesbees. Donde no existe el cariño no existe el rencor.
Y en eso se convirtieron los discos de Toña la Negra, en platillos voladores. Pero todo lo que se va con cariño vuelve en su momento con el mismo cariño.
La busqué por todos lados sin éxito. En la web es inhallable. Y un llamado de “recordar es volver a vivir” me topa con una edición de primera, de 23 grandes éxitos.
Y es que una de las mejores ventanas de la ciudad es la de Merpisa, en el jirón Junín. Patrimonio histórico. La ventana del anciano que nos ofrece joyas del bolero y los grandes clásicos cubanos.

Toña la Negra es exquisita. Maneja un cambio de registros único. Del jazz al bolero y del bolero al tango. Y toda esta mezcla no es más que confesión. Pura confesión.

¿Qué tienen en común Antony Hegarty y Toña la Negra?
Todo y nada. Haber sido los favoritos de Isabel Coixet en sus mejores films y en los mejores momentos de sus mejores films. Y cantar como desesperados.


El anciano repite que recordar es volver a vivir. Yo por suerte no tengo con este disco nada que recordar. Solo volver a vivir. Que quizá solo sea recordar. Y volver a vivir.

El conocimiento exacto de las cosas está finalmente lleno de certezas.

1 comments | sábado, mayo 20, 2006

La educación en el debate presidencial del domingo no aparece como una prioridad a tomar en cuenta a pesar de la preocupación que existe por este fundamental sector. Necesitamos saber cuales son los lineamientos de ambos candidatos respecto a ciertos aspectos de la ecuación de los que no se han ocupado. El Consejo Nacional de Educación, dentro de los que se encuentran Nelson Manrique, Constantino Carvallo, Ricardo Morales y León Trahtemberg, han determinado 5 puntos esenciales para ser tomados en cuenta:

1. BUEN INICIO DE LA VIDA
Más del 40 % de los niños y niñas de zonas rurales padecen desnutrición crónica, y más de la mitad de la población de 0 a 5 años esta desatendida en estimulación temprana y en educación inicial.
¿Cuáles son las medidas, metas e indicadores de resultado que propone atender esta demanda?

2. COBERTURA SÍ, PERO CON EQUIDAD Y CALIDAD
Solo 1 de cada 10 niños termina la primaria entendiendo lo que lee, y el 56% de jóvenes que empiezan la secundaria no la concluyen en el período previsto.

¿Qué medidas prevé para garantizar que se logren los aprendizajes previstos, con pertinencia y perspectiva cultural?
¿Cómo evitar que los alumnos abandonen la secundaria?

3. MAESTROS: PROFESIONALIZACIÓN Y REVALORACIÓN
Preocupa la deficiente preparación de los maestros, el exceso de institutos pedagógicos y facultades de educación que no garantiza docentes bien formados y competentes, y que los maestros no sean evaluados en su desempeño pedagógico ni recompensados por los logros alcanzados.

¿Cómo implementará un programa de capacitación continua de indicadores de impacto?
¿Cómo piensa acreditar a las instituciones de formación docente y qué medidas ha contemplado para evaluar el desempeño docente poniendo en práctica una carrera pública magisterial?

4. PRIORIDAD DE LA EDUCACIÓN = PRIORIDAD DE LA INVERSIÓN

El presupuesto asignado para educación no sobrepasa el 3.6% del PBI, lo que pone en riesgo la calidad de la educación básica y la superior universitaria y no universitaria.

¿Con qué medidas fiscales concretas garantizará el incremento mínimo anual del 0.25% del PBI en el presupuesto para educación, hasta alcanzar el 6% que definió Acuerdo Nacional?

5. ESTABILIDAD Y CONTNUIDAD DE POLÍTICAS

Preocupa la poca estabilidad de las políticas y el cambio constante de las gestiones ministeriales, con visiones partidarias y de corto plazo, además de la imagen de ineficiencia y corrupción en el Sector.

¿Está su partido dispuesto a asumir el desafío de establecer el Proyecto Educativo Nacional como política de Estado? ¿Cómo piensa institucionalizarlo e iniciar su concreción
¿ Qué medidas tomará para conseguir que el próximo Ministro de Educación garantice la visión concertadora y la decisión de cambio que requiere la educación peruana?

MÁS ALLÁ DEL DEBATE, EL PAÍS QUIERE SABER

2 comments

Por otro lado, “los intelectuales” se han reunido esta vez con Ollanta Humala para garantizar el funcionamiento de una nueva institución para el Estado: El Ministerio de la Cultura. Y uno de sus representantes es un señor llamado Enrique Victoria, actor que demostró todo el nivel que ostenta para ocupar un cargo y representar a este ministerio expresando una serie de insultos que incluían “hijos de puta” “madre pobre diabla” “padre pobre diablo” y demás calificativos del habla culta frente a una agresión por parte de uno de los miembros del partido nacionalista. Un serio representante de la cultura peruana.
A Víctor Delfín y a Robles Godoy les interesa alinearse con algún futuro gobierno. Con el que gane y fuere. Quieren garantizarse un lugarcito que confiemos sea realmente para la cultura. Y ello les lleva moverse con una venda de dos huecos demasiado pequeños para sus ojos. Porque si se trata de negociar habrá que hacerlo con el gobierno y el estado. Y no con los candidatos. O acaso creen que alguno de ellos en estos momentos va a negar su apoyo. Recuerden que estamos en época de ofrecimientos. Todo es posible. Que el gas cueste menos de 10 soles y reducir el precio de las papeletas porque es injusto para los transportistas. Claro. Seguro. ¿Alguién habló de evaluar a los docentes ineptos o de la circulación de los buses camión?
¿Habrá que hacerles dos huequitos a su medida? ¡Viva la cultura!

3 comments | viernes, mayo 19, 2006

Inmortal.

4 comments | miércoles, mayo 17, 2006

Dos nuevos artículos se pueden leer en el weblog de Pliegue. Una introducción a la Terapia Narrativa y una introducción a la Logoterapia.

2 comments

Solo dos nombres recientes a la larga lista de personas asociadas a la corrupción y vinculadas al entorno de Ollanta Humala, Nadine Heredia y el partido nacionalista; ex anónimo:

1. La ex productora de Laura Bozzo y el programa Laura en América (no recuerdo su nombre) en la época fujimontesinista, cuando la línea editorial de América Televisión estaba en manos de la mafia y producía basura pura.

2. Y esta si es una joyita: Doralisa Pajuelo, ex magistrada que fue expulsada del Poder Judicial por corrupción, luego de ser descubierta in fraganti cobrando una coima de 300 soles en el años 1996.

Ambas son actualmente asesoras de Nadine Heredia. La acompañan siempre, a cuanto lugar puedan acceder y tomadas una de cada brazo. A la derecha e izquierda. Y Nadine Heredia es responsable.

Y no olvides que la lista la encabeza Salomón Lerner Ghitis, que cogió la mamadera desde gobiernos como el de Alan García y pasando por Fujimori y actualmente Toledo.

¿Son estas las personas con las que se quiere combatir la corrupción?
¿Más nombres?

4 comments | martes, mayo 09, 2006

Ex anónimo:

1. Comprendo los motivos de la mayor parte del electorado para votar por Ollanta Humala. Me ocupé de comprenderlos en un post anterior, el día 4 de abril.

2. Lo que declaro no comprender es como gente “limpia” (y asumía que inteligente), que es el calificativo que usted le da a Carlos Tapia, pueda estar del lado de la candidatura de un tipo capaz de articular tantas incoherencias en su discurso, tantos mensajitos cobardes y de doble vínculo ambiguo e irresponsable, con señales claras de ser un improvisado y un eje sintomático de la crisis política que atraviesa el país.

3. No creo que los de “la nueva izquierda” – si esto existe en el Perú- tengan motivos para estar del lado de Humala. Parte de los lineamientos de UPP, como en el caso de la educación, se alinean claramente con postulados de la derecha. UPP no representa ni en lo mínimo a la izquierda.
Y no existe nueva izquierda en el Perú. La izquierda mas coherente es la de Moreno, un señor inteligente y culto, y la de Diez Canseco. Y que yo sepa y espero, ninguno de los dos se alinea con Humala.

4. No sé bajo que criterios usted comenta que la gente que insultó a Humala el día de las elecciones eran seguidores de Lourdes Flores. Eran personas que simplemente no se alinean a la postura de Humala y al encontrarse en un mismo espacio, no perdieron la oportunidad de reconocerlo con la actitud que ya conocemos. Y eso no significa que hayan sido unicamente seguidores de Unidad Nacional. Fue un gesto espontáneo.

5. En cambio, fueron los seguidores de Humala quienes se encargaron de generar violencia durante toda la campaña. Arrojaron orina y excremento y piedras a Lourdes Flores y agredieron cobardamente y sin motivos a la señora Susana Villarán.

6. ¿Pueblos indígenas que vislumbran la llegada de una nueva era?

7. Lamentable que haya gente que simpatice aun con horizontes tan retrógados y primitivos como el velasquismo y el etnocacerismo.

7. Y exacto, están los que simplemente elegirían a cualquiera menos a los políticos tradicionales: elegir a Humala es elegir a un cualquiera. Alineado con la misma corrupción que critica.

3 comments | viernes, mayo 05, 2006


Un nuevo fantasma recorre el mundo. Sin encontrar obstáculo a su paso agiganta su figura y con sus aterradoras alas oscurece nuestro tiempo y su futuro: es el fantasma de la estupidez. Enorme en su presencia y en el vacío que convoca. Su rostro poliformo se hace lenguas de lo estéril y de su inocuo corazón parte el mensaje letal que corrompe y paraliza: la obligación de ser por siempre jóvenes.

Convertido en ley, el viejo mito arrasa las conciencias y debilita el alma. Concede impunidad por la apariencia. Enaltece la cobardía y la ignorancia. Niega el cuerpo, la belleza. Prohíbe la muerte. Contra la naturaleza, promueve el sentimiento de culpa por vivir, ese pecado que es saber. Este engaño ha penetrado ya hasta las mismas raíces del cuerpo social y ha llevado a este estado final de estupidez extrema en el que nos vemos obligados a subsistir. Por ello invocamos al viejo y olvidado espíritu de resistencia.

1. Contra el síndrome juvenilista que infecta a la sociedad occidental y prestigia al sector más inútil, ignorante, vacío y conservador de sí misma: los jóvenes.

2. Contra los jóvenes en general de nuestro tiempo, por su actitud llorona y cobarde. Su falta de imaginación y generosidad. Su pasividad en las propuestas del futuro. Su ovejuna conversión en masas consumistas disciplinadas y acríticas.

3. Contra los estudiantes. Ceporros hibernados en las cárceles de las aulas, que aceptan todas las vejaciones del sistema con el único objetivo de ganar algún dinero del día de mañana.

4. Contra los dóciles lameculos que creen que su juventud es un estado de gracia que les concede el don de la impunidad.

5. Contra los artistas jóvenes. Metástasis funesta; copiones, descerebrados. Satisfechos en sus ridículas aportaciones. Que todavía confían que el arte sea un mercado.

6. Contra la música juvenil. Contra la industria, los músicos, los grupos de tarados. Se les acaba el bacilón: hasta los niños se están aburriendo de vosotros.

7. Contra las discotecas. Catedrales histéricas donde el alma se disuelve en blando infierno. Bebedores de refrescos, manchita de impotentes.

8. Contra la moda juvenil y su obsesión por las marcas. Jerarquía espúrea, clasismo de calcetín que es escuela de racismo, ligereza de opiniones y desprecio por el otro.

9. Contra los jóvenes desempleados. Auténticas marmotas en posición sadomizable. Sacos repletos de autoestima, que no se inventan nada ni se van de casa, ni emigran, ni siquiera se disuelven en el aire. Sólo dejan de llorar mientras están bebiendo.

10. Contra la industria completa del juvenilismo con sus pontingues falsarios, sus modelos desfasados, su mensaje enfermo y mentiroso.

11. Contra los que se obsesionan con el cuidado del cuerpo. Los que pedaleando al infinito en un palmo del terreno disminuyen su grasa y su cerebro. Condenados al fin, acomplejadas bestias, a trotar y trotar hacia la muerte.

12. Contra los que se cambian de cara; los rejuvenecidos. No nos engañan: sabemos que son realmente jóvenes, a pesar de la máscara.

13. Contra la estupidez general, que emerge, fluye, vuela y amenaza con ahogar con lo que de humano queda en esta nueva arquitectura de la nada.

(Publicado en El Europeo en febrero de 1992)