<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9127958\x26blogName\x3dim%C3%A1genes+sin+resolver\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/\x26vt\x3d-9098713973783218525', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

2 comments | miércoles, marzo 01, 2006


Hace unos meses alquilé ishi the killer sorprendido últimamente por la calidad de las películas asiáticas y el resurgimiento continuo de sus directores. ishi the killer es en principio un manga japonés al que no puedo referirme por desconocimiento; quiero ocuparme únicamente del argumento llevado a la pantalla.

La visión de esta película que es una especie de fantasía gore es, para mi gusto, pura especulación estética en torno a la violencia, sus aliados y el hiperrealismo. Y quiero discutir lo siguiente.

He visitado distintos foros relacionados con Takashi Miike y la película y la verdad es que me quedé sorprendido. Justificar el contenido ultraviolento de un film simplemente por el contenido visual y la estética me parece realmente fuera de lugar. La ironía parece ser entendida solo a través del exceso. He podido encontrar opiniones de este tipo en algunos foros relacionados con el film:

Pero la película "ichi the killer" a pesar del gran contenido de violencia que tiene, creo que va mucho mas allá. Las imágenes impactan, están bien elaboradas, bien ejecutadas. El arranque es creativo, impactante y original a la vez. Cuando llevaba 10 minutos de peli, parecía que había pasado una hora. Tuve que dar al pause, y reflexionar sobre lo que había visto y pensar como seria el resto. Nunca me había pasado esto con una película. Me ponía taquicardiaco, estaba tumbado en la cama y tuve que verla sentado. Me produjo una cantidad de sensaciones, que joder, nunca me había pasado esto con una peli. Es una película que da lugar a la reflexión, y a pensar. Tiene un trasfondo curioso, detrás de toda esa violencia que no sabría explicar, pero que lo capte, y eso es lo que realmente me gustó.Realmente es un film impresionante, y se agradece ver cosas así. ¡Un saludo a todos!


El referente aquí hace mención paralelamente, al contenido de violencia junto con otro que va mucho más allá. Hay una sensibilidad que se aproxima y blandece lo que viene a continuación, acercarse a las sensaciones. Me detengo en un fragmento:

“Tiene un trasfondo curioso, detrás de toda esa violencia que no sabría explicar, pero que lo capté, y eso es lo que realmente me gustó”.

La mayor parte de opiniones tienen este perfil caracterizado por el mas allá y su trasfondo metafísico. Para este y muchos otros señores, la película tiene un significado que no sabe explicar pero que ha captado y le gustó, algo así como: veo, no entiendo, le doy un significado apelando al oscurantismo o cualquier desfachatez metafísica, y me gusta, ¡que interesante! Curioso pues es el relato común de la mayoría que interviene en el foro. Hay un rechazo a la violencia pero esta puede justificarse por la figura de fondo (inexistente en el film). Y esto porque en realidad no existe (y no tiene porqué) un argumento que se convierta en figura, y sabemos que lo que no digerimos como figura puede convertirse en fondo inextricable.


Muchos se atreven a afirmar que detrás de la violencia y el sadomasoquismo y la virtud patológica del deseo, hay una serie de ideas bien fundamentadas que por cierto nadie se atreve a argumentar, tan solo a mencionar como si se tratara de una simple anécdota. Tratar de encontrarle un significado justifica la banalidad del mal en su argumento; algunos con una seria intención intentan otorgarle algún atributo místico o enigma filosófico que no le corresponde a trabajos como este por ser materia explícita. La película es aburrida en muchos instantes, intentando vincular el goce de la violencia con la experiencia sexual en un tono simplista y vulgar. Se debe representar con extrema violencia para que cualquier encuentro sea auténtico, de lo contrario no funciona.

“que una buena porción de la audiencia no logre ver más allá de la violencia, la cual es ciertamente perturbadora, con múltiples escenas de tortura y matanzas. Sin embargo, como en toda obra de arte, existe una base de ideas que fundamenta la historia. Y es la búsqueda y análisis de esas ideas las que darán la mejor recompensa al ver esta controversial película”.

Intente desentenderme más con todo esto buscando alguna explicación alrededor del argumento y las ideas ocultas de la película cuestionando a los autores de estas opiniones y en ninguno de los foros he obtenido respuesta. U obtuve con esto una gran respuesta. Incluso recomendaciones: “ojalá "Ichi the Killer" pueda ser apreciada por su tratamiento de esos temas y no necesariamente por su excesiva violencia”.

Andamos por todos lados buscando la trascendencia en la era del vacío: los cuadros hiperrealistas no llevan ningún mensaje, no quieren decir nada (1). En la línea de Alain Badiou y la pasión por lo real, el universo en que vivimos es un universo de convenciones muertas y artificialidad, la única real experiencia auténtica debe ser algo extremadamente violento, una experiencia desgarradora. Y lo sentimos de alguna manera como una vuelta a la vida real (2).

Parece ser el resultado de un periodo insustancial. De realidad sin realidad.

(1) Gilles Lipovetsky, La era del vacío.
(2) Citado por Slavoj Zizek.

2 Comments:

Blogger El Ant0! said...

"Ichi da killer" está basada en un anime, como debes saber, y esta lleno de referentes orientales: el maltrato de alumnos en las secuendarias, la fijacion en estereotipos como el yakuza sangriento y la prostituta bondage. Analizarla, fuera de su contexto, es tratar de encontrarle peras al olmo.

La violencia es violencia en cualquier lugar, cuando terminé de verla, no sabia que pensar, no era una obra de arte, tenia sus ratos inteligentes, sus ratos cómicos, sus ratos imposibles y sus ratos malos.

Miike, además, es hiperbólico , siempre busca escandalizar y experimentar, ve Izo (el viaje de un demonio por el tiempo sembrando caos sin ton ni son), no siempre hay un mensaje, las peliculas son fantasias, aunque sean violentas.

3:30 p. m.

 
Anonymous Organon said...

discrepo con la apreciacion sobre el hiperrealismo

durante mucho tiempo pense de igual manera, que este estilo -o marca- debai ser rechazado de plano dado que "no aporta nada nuevo", no es recreación ni metáfora ni punto de vista, por lo tanto.. si existe la foto, para que lo hiperreal?

y sin embargo, comprender lo hiperreal como un calco de nuestra experiencia diaria es ilusorio, como que un transcrito equivale a la conversación original... es percepcion tan subjetiva como un trabajo impresionista, fauvista o que se yo

entiendo el trabajo hiperreal como un filme al cual has cortado el sonido, o una conversación observada a través de un espejo... hay un aspecto sutil, atemporal que seria un despercicio desecharlo asi sin mas

saludos

11:17 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home