<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9127958\x26blogName\x3dim%C3%A1genes+sin+resolver\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/\x26vt\x3d-9098713973783218525', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
0 comments | domingo, febrero 19, 2006



Hace un par de semanas, una nota de prensa informaba el internamiento del rey de las manos duras en un hospital de New Jersey. Su mujer mientras tanto, pedía a todos sus seguidores del mundo que rezaran por la recuperación del maestro. Desde aquí solo volvía a poner sobre el tocadiscos su Trancedance, uno de mis favoritos dentro de la discográfica de Ray Barretto, cocinando suave. Problemas respiratorios y cardiacos delicaban su situación. El viernes falleció. El mes pasado fue premiado con el Jazz Masters del National Endowment for the Arts, uno de los premios, quiza el mayor, mas importantes otorgados a la contribución por el desarrollo innovador del jazz. Definirlo en una corriente: imposible. Algunos lo recordarán golpeando las congas reventando con los ojos cerrados en algún video de la Fania All Stars o gritando ¡Viva la música! en Barreto(1975).
Ray nos adelantó como era costumbre, cocinando suave, instalado en algún espacio ya no para sustituir sino para tocar junto a Tito Puente y el Mongo Santamaría en el panteón de la rumba imprimiéndole a la salsa, lo colores del jazz junto a los grandes de una corriente musical de la que fue responsable directo.

La música es más bella cuando nace del pueblo. ¡Viva Ray! Y que empiece la descarga.