<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9127958\x26blogName\x3dim%C3%A1genes+sin+resolver\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/\x26vt\x3d-9098713973783218525', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

0 comments | jueves, marzo 23, 2006

Hoy, Isaac Humala y los apristas deben estar celebrando su propósito en una patita. A Víctor Polay Campos solo le quedan 17 años de cárcel. Quedará libre a los 72.
Esto, frente a la magnitud de los hechos que se les responsabiliza, es una pena benigna y menor (32 años). El cabecilla junto a los demás miembros sentenciados de su cúpula, manifestaron que con el fallo de la sentencia (que lo menos que esperábamos era cadena perpetua), se ha retornado a las formas democráticas ya que jamás fueron unos terroristas, sino unos “rebeldes” o “revolucionarios” con objetivos políticos concretos a favor de todo el pueblo peruano. El presidente de la sala, olvidando haber vivido aquellos años de violencia, admitió que si pudieron haberlo condenado a cadena perpetua, pero que decidieron no hacerlo pues ponderaron una serie de circunstancias como (apelando a su sexto sentido probablemente): “la actitud que han adoptado (Polay y los demás inculpados) de ir por reglas democráticas, por la pacificación, etc.”. Algo así como un más vale tarde que nunca y deben ser perdonados. Agregó además algo que no es viable probar inmediatamente y podría tener consecuencias futuras teniendo en cuenta los procesos de restauración en nuestro país: “que lo más importante en una pena no necesariamente es la retribución o el castigo, sino los fines preventivos que se logran con ello. Si la persona que incurrió en actos de violencia se disocia de las organizaciones violentas, es muy importante. Nosotros hemos ponderado una serie de circunstancias, entre otras, la actitud que han adoptado de ir por reglas democráticas”. Suena absurdo el criterio. Con esto la sala admite que Polay no es un terrorista sino “un rebelde”. En todo caso explíqueselo señor Talavera (responsable de la sala penal) en un comunicado público a las victimas de la violencia ejercida por el MRTA. Que fueron víctimas de la locura de un rebelde que quería lo mejor para nosotros. ¿De que fines preventivos estamos hablando? ¿Surgió sospechosamente efecto el comunicado firmado hace unas semanas?