<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9127958\x26blogName\x3dim%C3%A1genes+sin+resolver\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ahinama.blogspot.com/\x26vt\x3d-9098713973783218525', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
2 comments | jueves, agosto 11, 2005

dibujo de alejandra pizarnik

Maria reconstruye en cada juego el dolor de ser la niña que juega al ajedrez con piezas que no le corresponden al tablero. Su juego se encuentra desde el comienzo en clara desventaja; ella lo asume con la sonrisa propia de llevar a cabo un juego por diversión sabiendo aún que la diversión implica compromiso. La abstracción le permite pensar que aquellas piezas del juego constituyen solo una fantasía pero el eje de su proyección cuestiona la falsedad de este argumento. La violencia no escapa de su lógica; su razonamiento, por educación, se envuelve de un matiz cada vez más correcto dentro del juego con piezas que no pertenecen al tablero. Ni mamá ni papá dejan de estar presentes a pesar de la distancia que no por ser ausencia marcan el fin y el olvido.
Es difícil escapar así del juego aunque pretenda imponer un orden; absurdo porque escapa del orden de todas las cosas y es imposible así mantener un orden que presupone menor. La frescura y el color de sus ojos adquieren un tono menor que no sabrá distinguir entre el olvido y la memoria. Maria es una niña.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Very nice site! global skin care brands

11:26 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

That's a great story. Waiting for more. »

8:09 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home